Ventajas

¿Por qué utilizarlos en tu boca?¿

Los implantes dentales son dispositivos de larga data en la odontología. Han sido una solución terapéutica increíble en los últimos años, los cuales no sólo corrigen un problema estético, sino también resguardan su salud.

Perder un diente no siempre implica sólo “crear un espacio”. Estamos dejando una zona de la encía expuesta, la cual es mucho más delicada que todas las demás. La boca es uno de los lugares más vascularizados en nuestro cuerpo, por donde podemos contagiarnos rápidamente de cualquier infección.

Es importante suplir y proteger cualquier lugar que podamos. Siendo nuestra boca y encías tan delicadas, colocar implantes dentales posterior a una pérdida puede llegar a ser una decisión inteligente para resguardar nuestra salud, más que sólo para sonreír mejor.

Los implantes dentales son dispositivos especiales para su boca. Están diseñados de materiales biocompatibles que permiten la buena integración con la mandíbula o los maxilares. Ya sean de Titanio o de Zirconio, tienen un muy bajo riesgo de generar reacciones de hipersensibilidad o rechazo.

Además, estos pequeños aparatos se instalan a través de diversas técnicas que pueden personalizarse según lo amerite. Son una solución, de las mejores disponibles en el mercado, y aquí conoceremos algunos de sus beneficios:


Permanente y Definitivo P

Los implantes dentales tienen mucha ventaja sobre las prótesis móviles. Estos dispositivos pueden durar hasta 25 años en su boca sin ningún problema. Por otro lado, las prótesis móviles normalmente obligan al paciente a estar atento del adhesivo, que no se muevan, que no se despeguen con la masticación, etc. Un pequeño desajuste puede ser motivo de gran vergüenza.

No tiene por qué estar renovando la prótesis o buscar otra nueva, que se adapte mejor a otra pérdida dental que tenga, la implantación dental permite que usted pueda ir añadiendo otras prótesis según lo amerite. Además, a diferencia del resto, estos permiten que usted coma libremente, sin preocupación de ningún tipo.

Sonreír con tranquilidad

Uno de los beneficios más importantes, por supuesto, es el poder volver a sonreír con tranquilidad. La estética es un punto vital en la vida de cualquier persona, no sólo por lucir bien ante los demás, sino contigo mismo. Nuestra sonrisa es una parte clave de nuestra autoestima.

Los implantes se adaptan de manera especial. Son dispositivos altamente personalizables, que no sólo vienen en una variedad de tonos increíble, sino también pueden adaptar su forma y tamaño según lo amerite su boca.

¿Sabe lo incómodo que sería masticar teniendo un diente desbalanceado en su boca? Y no sólo eso, sino que cambiar la estructura de un solo diente puede causar que toda su mordida se deforme, por lo que comer puede ser un desafío bastante doloroso.

Todos estos problemas los dejamos atrás con el uso de los implantes dentales. Son una gran opción cuando se trata de restaurar su sonrisa, mientras mantiene la plena paz y comodidad dentro de su boca.

Bajo riesgo

En primer lugar, a pesar de ser “sólo un implante dental” conlleva un procedimiento quirúrgico, como muchos otros en la boca. Sin embargo, este posee una de las menores tasas de riesgo en el mundo de la odontología, de hecho, las tasas de éxito durante la implantación alcanzan hasta el 98%.

Por otro lado, las piezas que se utilizan son totalmente hipoalergénicas, ya sea de Titanio o de Zirconio, la probabilidad de que existan reacciones de rechazo o hipersensibilidad son casi nulas. 

Las técnicas y los dispositivos utilizados para la implantación han evolucionado mucho durante los últimos años. Por esto, el riesgo ha disminuido en gran manera, y razón por la cual los implantes siguen siendo una de las mejores opciones.

Cuidando tus huesos

La pérdida de los dientes normalmente se debe a la edad, aunque algunos otros casos están vinculados a otras lesiones. La mayoría de las personas mayores se observan con labios y mandíbulas retraídas, como si estuviesen bajo succión permanente.

Esto se debe a que la pérdida de la pieza dental causa la resorción ósea, es decir, ocasiona que se pierda hueso en la mandíbula o el maxilar.

Las raíces dentales son capaces de, con la presión que crean, estimular la mandíbula para evitar la resorción ósea. Sin embargo, cuando no existen -debido a la pérdida dental-, se promueve la pérdida ósea.

Los implantes dentales son capaces de reproducir el mismo estímulo que tienen las raíces dentales, por lo que jamás promoverá la resorción ósea, permitiendo que se mantengan los huesos en su lugar.

No Lesivos

Una complicación frecuente de las prótesis móviles es la acumulación de bacterias sobre los dientes sanos. Normalmente estas prótesis se apoyan en ellos para poder mantenerse. Esto no ocurre con los implantes dentales, los cuales permiten la correcta higiene de su boca, sin fomentar el crecimiento y desarrollo bacteriano.

Los beneficios son muchos, y quizás nos quedamos cortos. Los implantes dentales son una de las mejores soluciones disponibles en la odontología, y está al alcance de su mano.